Bayonne – Anglet – Biarritz – Saint-Jean-de-Luz – Hendaye

Es un macizo montañoso, los Pirineos, cuyos pies se sumergen en un océano con olas impetuosas que los surfistas intentan domar – fue en Biarritz donde nació el surf francés.
La costa vasca son también un calzado típico (las alpargatas), unos sabores de chocolate o picantes, localidades costeras célebres desde la Belle-Epoque… Es un estilo de vida, el de un pueblo fiel a su cultura y sus tradiciones. Son también unos colores, el rojo y el blanco, que la gente viste en especial para las fiestas. Y luego está esa lengua diferente a todas las demás: ¡Ongi etorri (Bienvenido)!
+-
1

Bayona

¿Su rasgo de carácter? ¡Su espíritu festivo! En cada ocasión, sea deportiva, gastronómica o cultural, los “festayres” se reúnen en los bares y restaurantes del Pequeño Bayona. ¿Prefieres saborear un chocolate caliente bajo las arcadas? A través de Bayona se introdujo la semilla de cacao en Europa en el siglo XVII. Ciudad histórica de tradición portuaria, a la vez gascona y vasca, en ella abundan las curiosidades arquitectónicas. Le ha valido ser catalogada Ciudad de Arte y de Historia e incluida en el Patrimonio Mundial de la Humanidad dentro de las rutas del Camino de Santiago.

www.bayonne-tourisme.com

Al hacer, a ver

Más emociones

Diversión

Descubre de forma gratuita todos los secretos del jamón de Bayona.

www.pierre-ibaialde.com

2

Anglet

Anglet, paraíso para los amantes de la naturaleza y del deporte, sobre todo las disciplinas de deslizamiento. La gente se pasea a pie, corriendo o en cochecito de bebé a lo largo del litoral. Visita la Chambre d’Amour, una cueva en la playa del mismo nombre, o el barrio de Chiberta: hermosas mansiones y un campo de golf con vistas panorámicas sobre el océano.

www.anglet-tourisme.com

Más emociones

Vitalidad

¡Lánzate a las olas con tu tabla de surf o de body board! Para los no iniciados, varias escuelas de surf organizan cursillos. Y para deleite de la vista: asiste a una competición de surf y disfruta del ambiente...

3

Biarritz

Biarritz era tan sólo un puertecito pesquero cuando la emperatriz Eugenia de Montijo – mujer de Napoleón III - la escogió como residencia de verano. En la actualidad localidad costera internacional, Biarritz conserva las huellas de este brillante pasado. Biarritz la mundana, reino de la talasoterapia y del surf, es asimismo una ciudad muy apegada a la cultura, con eventos a lo largo de todo el año.

Los ineludibles

Una idea para visitar Biarritz: ponte buen calzado y, si es la temporada, un bañador. De este modo, podrás alternar el placer del baño con el del descubrimiento del patrimonio: mansiones refinadas o pintorescas, un acuario en un edificio típico del estilo Art-Déco, el faro, la Roca de la Virgen… El aire marino se respira también desde el frente de mar y el puerto pesquero; encontrarás unas acogedoras terrazas donde saborear la cocina local. ¡Ñam ñam!

www.tourisme.biarritz.fr

El Peñasco de la Virgen
El Peñasco de la Virgen

Al hacer, a ver

4

San Juan de Luz

Saborea el agradable estilo de vida de esta localidad con un espíritu marítimo, absorto ante la contemplación de los barcos de recreo o de los pesqueros que se pierden en el horizonte, hacia el fuerte de Socoa, o regresan a puerto. San Juan de Luz es también una antigua ciudad corsaria, la localidad donde el Rey Sol se casó con la Infanta de España, donde nació el compositor Maurice Ravel... Típica de la costa vasca, en versión tradicional (pelota, chocolate, tejidos…) o más actual, con la talasoterapia a la cabeza.

Los ineludibles

Une visita al centro histórico de la ciudad, la plaza Louis XIV, la Casa de la Infanta María Teresa de España, la iglesia de Saint-Jean-Baptiste y su majestuoso retablo barroco, sin olvidar al otro lado del puerto, en Ciboure, una sorprendente casa holandesa: la casa natal del compositor Maurice Ravel.

www.saint-jean-de-luz.com

Puerto de San Juan de Luz
Puerto de San Juan de Luz
La casa de la infanta
La casa de la infanta
Plaza Louis XIV
Plaza Louis XIV
Bahía de San Juan de Luz
Bahía de San Juan de Luz

Al hacer, a ver

Más emociones

Libertad

Toma la carretera de la Corniche (Cornisa) para llegar a Hendaya por Socoa. Ofrece unas vistas increíbles del mar y la montaña.

5

Hendaya

Una gran playa y sus rocas gemelas, un puerto de recreo en la desembocadura del Bidasoa, el río fronterizo con España que se puede cruzar en barco-bus. Estás en Hendaya, una localidad familiar, ¡pero no sólo eso!

www.hendaye-tourisme.fr

Los ineludibles

Sube hasta la propiedad de Abbadia, el castillo-observatorio de estilo neogótico creado por Viollet-Leduc para su amigo el sabio Antoine d’Abbadie, a mediados del siglo XIX. Frente al Océano, esta reserva natural promete hermosos descubrimientos e inspira con regularidad a artistas en residencia.

www.chateau-abbadia.fr

Dominio d'Abbadia
Dominio d'Abbadia

Más emociones

Serenidad

Disfruta de los efectos benéficos del Océano dejándote mimar durante una cura de talasoterapia en uno de los centros a orillas del Atlántico.

www.thalassocotebasque.com

¡Desde el 1 de enero de 2016, Aquitania, Limousin y Poitou-Charentes forman una única región! Descubre asimismo la oferta turística en