El armagnac

El más antiguo aguardiente de Francia

Alambique de 1804 en la explotación víticola de Ognoas, LandasSe dice que el armagnac es el más antiguo aguardiente de Francia, nacido de la aportación de tres culturas: La viña de los Romanos, el alambique de los Árabes y el tonel de los Celtas.

La denominación de origen se extiende por tres departamentos. En las Landas, se encuentra el bajo-armagnac, en Lot y Garona, el armagnac Ténarèze y en el Gers, el alto-armagnac.

El eco-museo de Labastide-d'Armagnac, en las Landas, le contará todo sobre los instrumentos, las cepas y los aromas de ciruela, de membrillo o de vainilla que incorpora el armagnac al envejecer, ¡con degustación incluida!

No lejos de esta encantadora bastida, hay una curiosidad por la que merece la pena desviarse un poco. Notre-Dame de Géou, rebautizada Nuestra Señora de los Ciclistas desde el 18 de mayo de 1959. Vidrieras, maillots y extrañas piezas adornan esta capilla del siglo XI, convertida en santuario consagrado a la bicicleta (la “pequeña reina” para los Franceses)

En la carretera podrá visitar varias propiedades, sobre todo la finca departamental de Ognoas, en Arthez-d'Armagnac. El alambique más antiguo de Gascuña destila cada año 800 hectolitros de vino, lo que producirá 150 de armagnac.

El aguardiente envejece posteriormente entre 10 y 40 años en barricas de roble procedente de la misma propiedad. Fuera, una granja experimental, el molino de la Gaube o la mansión de Tampouy le darán una visión completa de este escaparate de la región landesa.


El “floc »: para el aperitivo

Lou floc, “ramo de flores“, en occitano, es una receta del siglo XVI que une el armagnac joven y el zumo de uva frío.

Blanco o rosado, el Floc de Gascuña se bebe frío como aperitivo y también se utiliza para cocinar los más exquisitos platos, el foie-gras fresco a la plancha o en conservas, cordero, postres... ¡un auténtico trago de sol!


Principio de la página